El Carnaval de Arequipa

jun 3, 2008 by

Con el establecimiento de Villa hermosa, Arequipa por otro nombre en el valle del Chili, debió tener iniciación el Carnaval, que había de alcanzar fama para sus características tradicionales. El primero que se jugó tuvo que ser pues en febrero, marzo o abril de 1541, hace 466 años. A medida que aumentó la población se tranquilizó el territorio, debió incrementarse la fiesta pagana, tanto en el pueblo que la criollizó, como en la sociedad goda, que te conservó distinción. Los indios cuyos núcleos aún llegaron a principios del siglo XIX, debieron contribuir a la caracterización del Carnaval popular, siendo las «bifalas» hasta hoy las que conservan el cariz indígena, Andando el tiempo cuando el yaraví que encontró Melgar, ya se había amestizado, aunque no adquirido todavía categoría literaria, debió surgir la tonada del «Carnaval» de Arequipa, que tiene la alegría india. La escala pentatónica la hace triste para quien no es serrano. Hay llorido en su fondo dionisiaco, dionisiaco indio. Alguna vez la oímos tocar por la Banda de la Guardia Republicana en un carnavalón de Lima y disonaba el alborozo costeño es otro. Cada vez tomó mayor fuerza colectiva el Carnaval de Arequipa como una institución con sus características lugareñas. El Cabildo tomaba parte principalísima. Encabezaba nada menos el juego. En sus archivos existen varias cuentas de los gastos. Lo precedían dos maceras. Es decir, tenía todo el aspecto de la Colonia. En el pueblo el «cachei» indígena debió ser más pronunciado, y lamentamos que nadie nos haya dejado una descripción, una alusión siquiera.

Monótoma era la vida de Arequipa en la Colonia, sin otras fiestas que las de la Iglesia. Las del Momo debieron serle pues como un desahogo, descargándose por ellas toda la contención beata del año. Y ya imaginamos lo que pasaría en la vieja ciudad cuando el Domingo de carnaval de 1600 el día se le tomó noche, relámpagos esféricos cruzaban las tinieblas y las descargas de los truenos eran pavorosas. Se creyó el juicio final pero sólo era la reventazón del Quinistaquillas que dejó los alcores como si hubiera nevado en ellos por la ceniza blanca. Desbordado. Sin embargo se abría con la procesión de la Virgen de Copacabana que, salía de San Agustín, hasta hoy, precediéndola bailes de indígenas disfrazados contra cuya subsistencia hasta mediada la República no dejaban de tronar los periódicos, pero es verdad que, como hoy, el domingo no había Juego. Cuando éste estallaba todos sin excepción se entregaban a él. Se recuerda que Carratalá en uno de esos días cerró con tropas las bocacalles y reclutó inmisericordemente a todos los mozos para el ejército realista.

«Mañana Cuaresma, día de ayunar». ¡Qué ayunen los santos, que son de papel ¡Yo soy de carne tengo que comer! Empero, los que habían cantado locamente, estos versos desafiantes los más contritos y entraban en rigurosos ejercicios espirituales: quizá hasta ayunaban a pan y agua. Pero es el hecho de que la música de «El Carnaval de Arequipa», incluso sus cantares, vienen desde el fondo de la Colonia, en que se formó el mestizaje tristón de la mistiana ciudad. Y no ha variado. Sólo se habrá aumentado algunos cantares sobre el patrón antiguo: «El año pasado con tanta guargua, y este año vidita con tamaña guagua».

Related Posts

Tags

Share This

39 Comments

  1. Félix A. Fernández

    Nadie duda que nuestro carnaval es unico, la musica, la letra y por supuesto la coreografia hace que este carnaval quieran bailarlo en cualquier lugar. Lo unico que lamento es haber estado lejos de mi Arequipa en estas fiestas, pero desde muy lejos grité tambien…VIVA AREQUIPA.

  2. gianeyra

    bueno lo primero que me impresiona es que los chilenos no tienen una buena manera de expresarse esta bien somos peruanos pero con orgullo ustedes estan orgullosos de ser chilenos no creo aaaaaaaaaa y cuiden su vocabulario que no somos eso

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>