Saltar al contenido

General Pedro Diez Canseco y Corbacho

(1815 – 1893)

Nace en Arequipa, el 31 de enero de 1815. Actúa en la primera Revolución de Arequipa contra Bermúdez y Gamarra y a las órdenes de Nieto. El congreso de Huancayo lo asciende al grado de sargento mayor. El presidente Castilla le da él titulo de Coronel, alcanzando el grado de general de brigada el 8 de enero de 1855. Combate a las órdenes de Gamarra. Prefecto y comandante de Arequipa, construye diversas obras públicas.

Es inspector general del Ejército en dos ocasiones. Prefecto y comandante general de Lima; diputado y senador ante el congreso. Preside la República en forma Accidental en tres ocasiones, contratando en su último periodo el ferrocarril de Arequipa a Moliendo. Muere el año de 1893.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (3)

que la informacion sea mas basica

Responder

Obras de gobierno

Durante este tercer mandato provisional de 1868, Pedro Diez Canseco hizo las siguientes obras:

De inmediato reestableció la Constitución de 1860, y convocó a elecciones para Presidente y Vicepresidente de la República y del Congreso, conforme a las anteriores leyes de los colegios electorales.
Anuló todos los actos administrativos de la dictadura de Prado.
Contrató al ingeniero norteamericano Henry Meiggs para que construyera el ferrocarril de Mollendo a Arequipa. La familia Diez Canseco ha publicado documentos que prueban la negativa de Pedro a aceptar 100,000 soles como gaje o remuneración por esta concesión.
Nombró a Francisco Bolognesi como comandante general de artillería y a Miguel Grau como comandante del monitor Huáscar, buque que llegó por primera vez al Callao el 2 de febrero de 1868.
Ordenó el traslado de los restos del mariscal Ramón Castilla a Lima, para hacerles solemnes funerales (20 y 21 de junio de 1868).
Las dificultades económicas lo llevaron a gestionar préstamos de las casas consignatarias del guano

Diez Canseco, hombre de evidente moralidad, no quiso prorrogarse en el poder, ni presentarse como candidato a las elecciones convocadas por su gobierno, pese a que buena parte de la población así lo deseaba. En las elecciones, realizadas en abril, se presentó como candidato el coronel José Balta, el caudillo de la revolución del norte, frente al cual se alzó la candidatura civil de Manuel Toribio Ureta, quien representaba a los liberales. Otro candidato, también civil, fue Manuel Costas. Triunfó Balta y Diez Canseco le entregó el mando, el 2 de agosto de 1868.

Cumplida su misión, Pedro se retiró a la vida privada, en medio del respeto y la admiración de sus paisanos arequipeños. Falleció ya en muy avanzada edad, en 1893.

Tengo el orgullo de decir que soy su tatara tatara nieta 😀

Responder

x favor tambien describan las obras que ejecuto pues…. o es que diez canseco no hizo nada.??

Responder