El Cañón del Colca

jun 2, 2008 by

El Río Colca nace a una altura de 5,000 m. s. n. m. En la región de Condoroma – Crucero alto (en la vía del ferrocarril de Arequipa a Puno) en el Altiplano del Sur del Perú y desemboca en el Océano Pacífico en las cercanías de Camaná. El nombre del río cambia en su curso inferior, en rió Majes y río Camaná.

El Río Colca se abre paso a través de la Cordillera Occidental en un desfiladero de 3.000 metros de profundidad, superando así en dos veces al profundo Cañón del Colorado (E. E. U. U.).

Es posible bajar al río Colca por su parte más inferior y selvática es decir, desde Ayo (1,900 M. S. N. M.) Siendo accesible desde Andagua, También se puede bajar desde Huambo (3,300 metros) Anteriormente existía una conexión directa entre ambos lugares a través de un puente colgante en la confluencia del rio Mamacocha y el río Colca. El puente ya no existe.

El Cañón del Colca, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del Departamento. Para aquellos que prefieren el denominado “Turismo de aventura” pueden navegar sus rápidos en balsas especiales para tal deporte, que requiere de un alto grado de pericia por su riesgo. También se puede contemplar este grandioso espectáculo alquilando en la ciudad de Arequipa una avioneta, con capacidad para 6 u 8 personas. El Cañón del Colca es desde el punto de vista geológico de gran importancia pues es considerado como la “Cisura de Erosión más profunda de los andes” La tenaz persistencia del río Colca ha abierto, un estrecho cañón que cruza bordeando dos gigantescos volcanes apagados, el Coropuna (al oeste 6,425 metros) y el Ampato (al este 6,325 metros), abriéndose paso entre la espesa capa de lavas que durante el cuaternario se acumularon en esa región de la Cordillera volcánica del Sur. La importancia del Cañón del Colca ha permanecido ignorada, según algunos entendidos, por más de 200 años. Durante la Colonia destacó el Valle del Colca por su producción agrícola y minera, habiéndose construido importantes iglesias en pueblos que actualmente están abandonados por su aislamiento. También se han encontrado varios restos pre-incaicos e incaicos destacando la andenería que aún en nuestros días es utilizada hábilmente por los campesinos.

Es al final del valle que se forma el increíble cañón del Colca con 3400 metros de profundidad y 100 km de largo. La longitud total del río Colca – Majes -Camaná es de 450 km ‘Este río, a pesar de algunas obras de represamiento, tiene muy poca área agrícola (30,000 hectáreas) por lo cual se construyó la irrigación Majes con el nombre del Proyecto Majes.

En los sitios más estrechos del Cañón del Colca, los cerros se levantan a ambos lados a una altura de 3,000 metros.

Max Weibel y Zsolt Fejér han realizado importantes estudios publicados en el boletín de Lima N° 13 en los que señalan que “El profundo estrecho obra de canal de viento, a través del cual el aire se eleva durante el día valle arriba con ímpetu enorme debido al calentamiento rápido del altiplano, de tal manera que en algunos lugares expuestos, casi no es posible mantenerse en pie. Ahí también señalan la arena barre sin cesar por encima del suelo, y en algunos lugares expuestos casi no es posible mantenerse en pie. En ciertos lugares se reúnen regularmente cóndores y se hacen elevar por las corrientes de aire ascendentes”. Añade que huellas de senderos conducen esporádicamente hasta el fondo del desfiladero. En vista de las grandes diferencias de altura recomienda que cualquier viaje al lugar tenga que tomarse en cuenta el tiempo que demandará el regreso.

Resaltan que prescindiendo del paisaje tan impresionante y selvático del Cañón, el estrecho cañón del Colca encierra para nosotros  también un interés científico geológico por el hecho de que en la desembocadura del rio Mamacocha se encuentra la zona tectónica incisa de Andagua y está puesta al descubierto la base de la cubierta volcánica de la falla de la fosa  (grabenruch). Explican  que esto  posibilita el darnos cuenta de la construcción geológica de esta región tan sumamente interesante expuesta a terremotos.

La capa de lava interior, de 100 metros de grosor termina a 50 metros sobre el río Colca en el vació. Indican que la banca de lava más baja se halla en contraste a la que le sigue más arriba en depresión, a lo largo de una falla vertical y en forma de gradas.

La teoría que sostienen ambos estudiosos acerca de la formación geológica del cañón es la siguiente probable señalan que en la época de los derrames de lava en la parte más baja del Valle de Andagua, el fondo del valle del río Colca haya estado 150 metros más alto de lo que está actualmente. Agregan que supuestamente la lava debe haber represado una laguna de regulares dimensiones arriba del Cañón, de la cual la fuerte erosión ha allanado toda huella. Luego el rió durante un tiempo bastante largo se abrió paso a través de la lava y 100 metros más abajo todavía, hasta llegar a la capa inferior de los cuarcitos. Entonces la lengua de la lava fue quebrada por grietas longitudinales y se produjo una depresión en forma unilateral, lo que originó la formación de la laguna y del rió Mamacocha. El rió Colca seguía incrustándose más en la parte inferior del terreno hasta llegar al nivel actual del fondo del Valle indica que la falla de la fosa (grabenruch) de Andagua, que se extiende por un largo de 60 km. Desde Orcopampa (3,800 m) Por andagua (3,600m) hasta el Cañón del Colca (1,300m) representa una estructura geológica muy joven (10,000 años) al juzgar por los bordes de las fallas no erosionadas.

Fallas tan recientes remarcan son solo poco conocidas en los Andes del Sur Peruano. Explican que derrames de lavas andesitas en épocas no remotas han tapado completamente el fondo de la fosa de Andagua, formando áreas de bloques casi intransitables.

Estas lavas jóvenes se diferencian marcadamente de las lavas jóvenes del altiplano vecino del Volcán nevado Coropuna, lo que torna más enigmático el asunto.

El Valle y Cañón del Colca, llamado también “Valle perdido de los Incas” o “Valle de las Maravillas” presenta al visitante la posibilidad de hacer un turismo global y, además, natural o ecológico.

Así, en razón de su riqueza geográfica y cultural. El Colca le permite practicar turismo ecológico, de apreciación y disfrute de la flora y fauna típicos; tradicional, de visita a sus gentes, pueblos, monumentos y, sobre todo, iglesias coloniales, costumbristas, conociendo su folklore y festividades nativas; científico, como campo propicio para investigaciones antropológicas y arqueológicas y finalmente, de aventura, con caminatas, andinismos, canotaje, parapente y estilos deportivos. Es decir, turismo variado, rico, distinto al clásico y tradicional, que es generalmente muy puntual y específico. Por eso, es apropiado afirmar que el Colca nos ofrece una nueva dimensión de hacer turismo.

Debe señalarse, sin embargo que hasta 1975 y por cerca de 400 años, los pueblos del Colca estuvieron aislados del mundo occidental, lo cual le ha permitido mantener sus raíces sin influencias de la época republicana. Mario Vargas Llosa narra su experiencia: “Los que vivimos en Lima, nos olvidamos a veces de las cosas hermosas del Perú. Una de ellas es este Valle del Sur, al noreste de Arequipa, al que se llega después de arañar las cumbres de los Andes y recorrer de punta a punta la meseta de las vicuñas”. Toda la historia del hombre peruano está resumida en estos 100 Km. De paisaje sobrecogedor que hace unos años permanecía incomunicada del resto del territorio. Y agrega, a partir del proyecto majes que abriera un camino, lo que antes se hacía en muía o a pie ahora afortunadamente, se puede hacer en auto. “Pero el turismo es todavía escaso señala y el hombre moderno no ha tenido tiempo de depredar el Valle. Sólo el tiempo lo ha hecho, aunque, por fortuna, moderadamente”. Y es que, como dice Mario, recorrer el Valle es una interminable secuencia de sorpresas: su gente importantes restos arqueológicos, andenes cactus, iglesias, paisajes, aves, llamas, vicuñas, trajes y costumbres tradicionales, etc.

La naturaleza nos hace sentir su grandeza presentándonos el Gran Cañón de 3,400 metros de profundidad y más de 100 Km. de longitud. El mas profundó del mundo que a la vez es el territorio natural del CÓNDOR, ave mítica y majestuosa que es común observar recorriendo de arriba abajo este imponente y mágico rincón de la Cordillera de los Andes.

El Colca es un Valle Interandino, inicialmente poblado y desarrollado por la etnia de los Collaguas, que fueron grandes trabajadores agrícolas, artífices de canales de riego y andenerías (terrazas) desplegadas a lo largo de todo el Valle, globalizando unas 6000 hectáreas que alimentan no sólo a la población actual, sino que vienen haciéndolo desde hace 1,400 años. En importantes cuevas se encuentran pinturas y grabados con más de 5,000 años de antigüedad. La técnica en su elaboración corresponde a las de la prehistoria Europea, en su arte paleolítico. Son lugares dignos de admirar, que algunos han calificado como las 7 maravillas del Colca: la ventana del Colca, desde la cual se divisa todo el Valle; los petroglifos de Mollepunko, las Colcas de Chininia, los Cliv Dewellrs, o tumbas colgantes; la ciudadela de Uyu Uyu; el Puente Cervantes; la Iglesia de Lari y el Mirador de la Cruz del Cóndor, punto especialmente turístico donde se puede apreciar los desplazamientos de esta enorme ave. A todo esto agregaríamos las 17 litomaquetas en choquetico que reproducen las terrazas cultivadas hace mas de 1400 años. Los 14 poblados que actualmente existen, proceden de la época colonial y son consecuencia de las reducciones y reordenamiento de la población indígena su diseño corresponde a la forma de damero, donde la iglesia fue el edificio más importante alrededor de la cual se establecía las demás construcciones civiles y viviendas. En la totalidad de sus distritos, el valle del Colca alberga 100 monumentos arqueológicos. Su famoso Cañón está conformado por una enorme falla en la corteza terrestre entre los gigantescos volcanes: el Coropuna de 6,425 m y el Ampato de 6,325 m por donde discurre el río Colca.

El Cañón es paralelo a la cordillera del Chila. en cuyo nevado Mismi (5,597 m.) Tiene su origen más remoto el Rio Amazonas, según testimonio de la expedición Amazónica de Cousteau, 1982. Su reciente redescubrimiento ha despertado interés de científicos, periodistas y expedicionarios que han elaborado documentales como la B.B.C. De Londres. La cadena de Televisión ABC. De USA., La expedición de Jacques Cousteau y visitado por antropólogos, escritores y deportistas, que están difundiendo por el mundo su riqueza natural y cultural.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>