La Niña del Ampato

jun 3, 2008 by

Juanita La Bella Niña del Volcán Ampato

A inicios de la década de 1990 el volcán Sabancaya volvía a despertar. Inmensas fumarolas se elevaban a varios kilómetros de altura y las imágenes mostraban un cono de fuego activo. Los poblados de la llamada cordillera volcánica se encontraban atemorizados ante el posible deshielo de las cornisas y la amenaza de avalanchas de piedra y lodo. Pasaron losaños y el Sabancaya, si bien seguía emitiendo sus humos, no manifestaba mayor actividad.

Pero algo sí hizo el temido volcán: las nubes de ceniza candente que expulsaba su cono se elevaron y viajaron decenas de kilómetros hasta llegar al Ampato y fundir parcialmente sus hielos eternos a 5 800 metros de altura, dejando al descubierto los restos de lo que sería el hallazgo arqueológico más importante del sur peruano en varias décadas. Efectivamente, luego de un sueño de 500 años, el 8 de setiembre de 1995, una expedición científica encabezada por Johan Reinhard descubrió cerca de las cumbres del Ampato, que alcanza los 6 310 m.s.n.m., los restos momificados de una persona en excepcional estado de conservación. Posteriores estudios determinarían que eran los restos momificados mejor conservados hasta entonces descubiertos y que ello se debía a las condiciones climáticas de aquellas altitudes. Juanita, como seria de inmediato bautizada, era una niña de entre 12 y 14 años, y había sido aparentemente ofrecida a los dioses tutelares para aplacar su furia y restablecer el equilibrio del universo. Las crónicas coloniales registraba la noticia, transmitida por los pobladores prehispánicas de la zona, que hacia 1450 a 1460 el volcán Misti había hecho erupción. Fray Martín de Murúa menciona que los que hoy son los alrededores del valle del Chili habían quedado completamente destruidos. Inca Yupanqui y sus sacerdotes habían realizado reiterados pedidos a la montaña para que aplacara su ira, áin conseguirlo. Ahora se sabe que en el imperio era costumbre propiciar la buena voluntad de los apus con sacrificios humanos.

Juanita, la elegida como mensajera ante los dioses, tuvo como acompañantes a un niño y una niña, de ocho y doce años, respectivamente. Su sacrificio estuvo rodeado de un imponente ritual, y desde su lugar de origen grandes fiestas acompañaron su peregrinación por las diferentes estaciones que tuvo que pasar hasta llegar a la cima. En una de las cumbres del volcán, los irtcas habían construido una plataforma en la que el sumo sacerdote haría las últimas ofrendas al Sol y al Apu Ampato. Mientras tanto, la niña había sido sometida a una dieta especial compuesta exclusivamente por vegetales y en las últimas horas no había probado alimento.

Llegado el momento, un certero golpe de macana (estrella de metal o piedra con 5 ó más puntas) le fue aplicado en el parietal derecho, lo que le produjo una fisura y le ocasiona la fractura del arco superciliar derecho. El golpe le desplazó el cerebro hacia el lado opuesto, lo que ocasionó su muerte instantánea. Junto a ella fueron enterradas como ofrendas varias illas de metal y spondilus (caracoles marinos) envueltos en finos textiles de alpaca y vicuña, además de chuspas y bolsitas ceremoniales que contenían coca, cerámica y otros elementos que le servirían para tan largo viaje: Luego fue envuelta y enterrada. De esta manera, entregando a una niña virgen, lozana y elegida por el Inca, el Apu Misti, a lo mejor, dejaría por un tiempo su ira, para grandeza del imperio.

Related Posts

Tags

Share This

1 Comment

  1. lisbet

    esto es lo que necesitava en mi tarea de historia !muchas gracias!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>