História del Valle del Colca

jun 3, 2008 by

Cuando los españoles conquistaron el Tahuantinsuyo, el valle del Colca tenía ya una larga historia. Si bien es escasa la información sobre las características de los grupos preincaicos que habitaban el Colca en la época anterior a la llegada de los conquistadores españoles, hoy por hoy se puede hablar de la existencia de dos etnias diferenciadas que ocuparon el valle tras la expulsión de sus antiguos pobladores. Los nuevos ocupantes eran los collaguas, que habitaban en la zona alta, y los cabanas en la zona baja. Los primeros decían proceder de un volcán situado en Vellillí, denominado Collaguata; en cambio, los cabanas, aseguraban proceder del nevado Huaica Huaica. Las diferencias entre ambas etnias no se limitaban sólo a sus orígenes, sino también a otras peculiaridades, como la indumentaria, lengua y aspecto físico. Las diferencias físicas se debían a deformaciones craneanas, pues los collaguas tenían las cabezas alargadas debido a que apretaban las cabezas de los niños para que éstas tuvieran forma alargada y así Indicar que habían surgido de un volcán; en cambio los cabanas ataban los cráneos de los recién nacidos para achatar los rostros. En cuanto a la lengua, los primeros hablaban aymara y los segundos quechua. Las diferencias en la indumentaria todavía se pueden percibir, pues las mujeres siguen usando la vestimenta tradicional: las cabanas usan un sombrero ovalado, de fieltro o ropa color oscuro y bordada; en cambio, las collaguas usan un sombrero cilindrico color blanco y con adornos aplicados. Ambos grupos lograron establecerse sólidamente en la zona del valle, desarrollando la ganadería > la agricultura mediante la construcción de andenes que les permitían cultivar las empinadas laderas del valle y de esta forma aumentar la diversidad de sus abastecimientos. Muchas de las terrazas construidas entonces siguen todavía en uso por todo el valle. Collaguas y cabanas asentaron sus viviendas deforma diseminada y alejada de las zonas productivas, para así disponer de más tierras cultivables para su sobrevivencia.

La anexión del valle del Colca al Imperio Incaico se produjo antes del inicio de la gran expansión imperial y hacia principios del siglo XVI; si bien entre los collaguas se había establecido completamente el sistema de organización político administrativa, típico de los incas, en cambio, no había logrado imponerse entre los cabanas . En este contexto se produjo la invasión de los españoles.

Los españoles ocuparon el valle en 1540, y en esa época se calcula que habitaban la región unas 60.000 personas, dedicadas a la producción agrícola o ganadera, que vivían en núcleos diseminados a lo largo del valle, en lugares que les permitían cumplir con sus tareas cotidianas. En 1565, el Licenciado Lope García de Castro dividió el territorio del Perú en corregimientos, definiendo la demarcación territorial con criterios urbanos europeos, que no correspondían a las nociones del uso del espacio, basadas en la complementariedad de los pisos ecológicos, sobre las cuales se había organizado la sociedad andina anteriormente. Para hacer efectiva la nueva demarcación territorial eran necesarias otras reformas, y es en este contexto que en el último tercio del siglo XVI, el virrey Toledo dispuso que la dispersa población indígena se concentrara en reducciones. Se trataba de facilitar la enseñanza religiosa, los repartos forzosos de mercancías que los corregidores impusieron a los indios, la recaudación del tributo y el cumplimiento de la mita minera. Con el florecimiento de las minas de Potosí, la producción agrícola y ganadera del valle del Colca se orientó en gran parte al abastecimiento del gran centro minero, al mismo tiempo que los habitantes del valle fueron reclamados para cumplir con los reclutamientos forzosos y por turnos que la mita minera imponía. Este proceso de dislocación social se agravó a partir de 1626 con el descubrimiento de las minas de Caylloma, que significó un mayor desplazamiento y subordinación de las actividades tradicionales a la producción minera. A la larga, todo este cúmulo de transformaciones que experimenta la región tras la conquista afectó de forma significativa al conjunto de la población indígena, que se redujo de forma considerable, calculándose que en algún momento del siglo XVIII eran alrededor de 6.000 los indígenas que habitaban el Colca. Fruto de las ordenanzas toledanas se fundaron 24 pueblos en el valle del Colca, de los que actualmente quedan 14, ubicados en las márgenes derecha e izquierda del río Colca, que el visitante puede recorrer. Si bien en Yanque todavía quedan algunas ruinas de edificaciones incaicas, que posiblemente fueron residencias de los antiguos curacas, la disposición urbanística que siguen todos los poblados del Colca corresponde a la típica traza urbanística en forma de damero introducida por los españoles en América, con calles y manzanas trazadas a cordel, que parten de la plaza principal, y se entrecruzan en ángulo recto. En las plazas principales de cada poblado se ubica su respectiva iglesia, la mayoría construida entre los siglos XVII y XVIII, cuando la región se hallaba en auge gracias a la explotación de las minas argentíferas de Caylloma. Las inmensas dimensiones de los templos eclesiásticos contrastan abiertamente con la pequeñez y modestia de las calles y viviendas de sus alrededores. Los pueblos de Yanque y Sibayo son los que mejor conservan su estructura original fruto de las disposiciones toledanas, y también los que mejor conservan las construcciones civiles. El material que más ha afectado a la arquitectura tradicional es el uso de la calamina en la cubierta de las viviendas, que al parecer se inicia en las primeras décadas del siglo XX, y que desafortunadamente también ya ha hecho su aparición en la cubierta de algunas iglesias.

Related Posts

Share This

5 Comments

  1. fmghyujhfuyhk

  2. tertertrreter

  3. jaja ningun comecntario eso significa que es aburrido monzeeee :o

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>