Coraje de un Pueblo Revolucionario

Coraje de un Pueblo Revolucionario

Desde la proclamación de la Independencia

Desde la proclamación de la Independencia y sobre todo durante las primeras décadas de la República, Arequipa ha desempeñado un papel tan importante en la vida nacional que llega a convertirse en el centro anímico de la nacionalidad y orientador de su política defendiendo los principios fundamentales de la democracia, lucha infatigablemente y el tesón y valor de sus hijos le ganan un nuevo título de honor en la historia: es el «León del Sur» su fuerza y su bravura se convirtieron más de una vez en la esperanza del Perú. Este periodo heroico de revoluciones y constante agitación, comienza no bien queda el destino del país en manos de los políticos peruanos.

 

LA REVOLUCIÓN DE 1834

El cuartelazo del general Pedro Bermúdez que desposeyó del gobierno al general José Luis Orbegoso, provocó en Arequipa una reacción contra Bermúdez, que se hallaba apoyado por el general Agustín Gamarra. En cabildo abierto, el pueblo arequipeño proteste contra el golpe de estado y resuelve tomar las armas por la causa de la legalidad. El general Domingo Nieto se pone a la cabeza de las milicias, mientras José María Masías es designado prefecto. En el Cusco, el general Bojeada y en Puno el general Miguel San Román, se pronuncian por Bermúdez. las tropas de San Román incursionan sobre Arequipa y a fines de marzo se producen combates en Paucarpata. Jesús y Cangallo. La suerte de a lucha parecida definirse por Arequipa cuando Nieto se retiró al sur abandonando la ciudad al enemigo que perpetre muchos excesos.

El «abrazo de Maquinguayo», que puso fin a la revolución con el reconocimiento de Orbegoso permitió a Nieto regresar a Arequipa donde fue recibido triunfalmente.

REVOLUCIÓN DE 1835

Narre la historia que cuando se ausentó de Lima el general Orbegoso, aduciendo una acefalia en el gobierno de la República, Felipe Santiago Salaverry, se proclamó Jefe Supremo y ocupó la capital. Arequipa desconoció el gobierno usurpador y se preparó a combatirlo. Mientras tanto, el general Santa cruz con un ejército boliviano había penetrado el suelo peruano justificando su actitud por un tratado de intervención concertado con Orbegoso. La Invasión boliviana decidió a Salaverry a marchar al sur.

Las tropas de Salaverry entablaron combate en Challapampa y Uchumayo con las de Santa Cruz, con resultados ventajosos para Salaverry quien, considerándose ya vencedor, resolvió trasladarse al sur de Arequipa a fin de cortar la retirada a la sierra al enemigo. El movimiento estratégico de Salaverry fue conocido por Santa cruz merced al aviso de una campesina y éste se apresuró a desbaratar sus planes, sorprendiéndolo en el lugar denominado «Alto de la Luna». La sorpresa fue completa y Salaverry derrotado y hecho prisionero cuando se aprestaba a embarcarse en la costa. El 18 de febrero de 1836 Salaverry fue fusilado junto con otros jefes de su ejército, en la plaza de armas de Arequipa.

CONFEDERACIÓN PERÚ BOLIVIANA

Santa Cruz organizó la confederación que integraban Norte y Sur Perú y •Bolivia, que reconocía como protector y jefe supremo a Santa Cruz. El nacimiento de un estado tan poderoso suscitó recelos en el continente y Chile se decidió a combatirlo. El almirante chileno Blanco Encalada, a la cabeza de un ejército en que formaban numerosos peruanos, llegó hasta Arequipa donde le esperaba Santa Cruz con 6000 hombres, en las alturas de Paucarpata.

Blanco Encalada entró en negociaciones con Santa Cruz, y ambos firmaron un tratado en la Quinta Tristón el 17 de noviembre de 1837, que estipulaba el regreso de las fuerzas chilenas a su país Chile envió una segunda expedición, al mando del general Bulnes en 1838. Con el apoyo del «ejército restaurador», dirigido por Gamarra que había sido proclamado «presidente provisorio», en puente de Buin fueron derrotados los confederados y después decisivamente en Yungay donde el general arequipeño Quiroz tuvo acción heroica. La confederación terminó y Santa Cruz se vio obligado a huir.

REVOLUCIÓN DE 1841

El general Manuel Ignacio de Vivanco se levantó contra Gamarra en Arequipa alegando intromisión extranjera en el país. El general Castilla fue enviado a sofocar el movimiento y después del combate de Cuevillas, que obligó a Vivanco a retirarse a Moquegua y luego a Bolivia, fue ocupada por las fuerzas castillistas.

REVOLUCIÓN DE 1843

A comienzos de año, Arequipa se rebeló en favor de Vivanco, quien se nombró supremo director y ocupó lo que también se pronunció por el caudillo. San Román, Nieto y Castilla, formaron una junta gubernativa cuyas tropas operaban en el sur.

Vivanco marchó sobre Arequipa, cerca de la cual, en Carmen Alto se Inició una batalla de ia que Vivanco salló completamente derrotado y huyó de Chile.

REVOLUCIÓN DE 1854

Los despilfarros en el erario nacional y los peculados de que dio lugar la consolidación de la deuda pública provocaron levantamientos en el país y Arequipa proclamó e Castilla. El general Torres salió de Lima y llegó hasta Paucarpata donde después de varios días de inactividad llegó de la capital.

El general Trinidad Moran que había derrotado a Domingo Elias en Moquegua, marchó hacia Arequipa en cuyas cercanías debía reunirse con Vivanco y sus tropas, que avanzaban desde Islay. Al tener conocimiento de esta amenaza, Arequipa se preparó para resistir. Las fuerzas de Moran y Vivanco iniciaron el ataque de la ciudad por Guañamarca, San Lázaro y Miraflores. Después de corta pero recia lucha, los defensores de la ciudad, salieron victoriosos. Vivanco herido en la cabeza huyó hacia Islay y Moran quedó prisionero en la quinta llamada de Landázurí. Dos días después fue fusilado en la Plaza de Armas de Arequipa. La marcha fúnebre que lleva el nombre de Morón data de entonces y fue tocada mientras el bravo caudillo marchaba al lugar de la ejecución.

REVOLUCIÓN DE 1856

La promulgación de la Conservación de 1856, suscitada rebelión de Arequipa. Vivanco que se hallaba en Chile fue llamado a dirigir el movimiento y sin mucho fruto incursionó en el norte a la cabeza de voluntarios arequipeños. Fracasada la Intentona de apoderarse de las islas Chinche, Vivanco atacó el Callao donde fue sacrificada la flor de la juventud arequipeña, no obstante lo cual fue recibido alborozadamente por Arequipa.

Castilla salió de Lima a debelar totalmente el movimiento y se estableció en Sachaca, sitiando la ciudad que fue duramente cañoneada. Después de 8 meses asiduo Arequipa fue atacada desde Miraflores por las tropas de Castilla. Después de dos días de enérgica lucha Castilla entró triunfante a la ciudad.

REVOLUCIÓN DE 1865:

El humillante tratado Vivanco Pareja provocó indignación en Arequipa, que proclamó la revolución al frente de la cual se puso el prefecto, coronel Mariano Ignacio Prado. Todo el sur se adhirió al movimiento y Prado marchó sobre Lima, que ocupó después de sangriento combate coronel Prado proclamado Jefe Supremo formó un gabinete que se hizo famoso. El nuevo gobierno declaró la guerra a España y en el glorioso combate del 2 de mayo de 1866, la escuadra española salió batida.

REVOLUCIÓN DEL 1867:

El Congreso de 1867 dio una nueva Constitución de carácter notoriamente liberal. Las damas arequipeñas la quemaron públicamente y poco después estalló la revolución que proclamaba presidente al general Diez Canseco, segundo vicepresidente de la República. Prado marchó sobre Arequipa y la cañoneó furiosamente y regresó a Lima, dimitiendo el poder. Diez Canseco lo reemplazó.

Revolución de 18741875:

El régimen de los elementos civiles, instaurado por Manuel Pardo tuvo que sofocar varias rebeliones. Una de ellas dirigida por Bardales Arévalo que sostenía a Piérola, quedó aniquilada en Sachaca el 31 de diciembre de 1875, el propio Piérola atacó Arequipa desde Miraflores.

REVOLUCIÓN DE 1881:

Arequipa se levantó contra la dictadura de Piérola y depuso al jefe político y militar del sur Pedro A. del Solar, quien se retiró de la ciudad.

REVOLUCIÓN DEL 1883:

El contralmirante Montero desconoció al gobierno de Iglesias, aparentando el propósito de resistir en Arequipa y continuarla guerra con Chile. Una división chilena al mando del coronel Velásquez se dirigió sobre Arequipa, cuyo pueblo, consultado por Montero, declaró su resolución de seguir luchando contra Chile. Montero poco dispuesto a combatirintentó abandonarla ciudad y descubierto huyó perseguido a balazos por el pueblo. Desorganizada la resistencia, las tropas chilenas ocuparon la ciudad.

REVOLUCIÓN DE 1884:

Firmada la paz con Chile el general Andrés Avelino Cáceres se rebeló contra el gobierno de Iglesias, firmante del tratado que desmembraba el territorio nacional. Fuerzas caceristas avanzaron sobre Arequipa, cuyo pueblo derrocó a las autoridades iglesistas. Al día siguiente ingresaron las tropas caceristas.

REVOLUCIÓN DE 1895:

La reelección de Cáceres suscitó el repudio general y Arequipa se plegó a este movimiento. La coalición formada padres partidos opositores al régimen, designó el coronel Eduardo Yessup para apoderarse de Arequipa cuyo prefecto Samuel Palacios, salió a su encuentro. Yessup logró burlarlo y con el apoyo del pueblo ocupó la ciudad.

REVOLUCIONES DE 1930 Y 1931:

El 22 de agosto de 1930 el teniente coronel Luis Sánchez Cerro a la cabeza de la III División se rebeló contra el gobierno de Augusto B. Leguía. El pueblo de Arequipa secundó entusiastamente el movimiento que terminó con el derrocamiento y prisión de Leguía. El descontento producido por el incumplimiento del «manifiesto» de 1930 por parte del gobierno se exteriorizó en franca rebelión. Una junta de gobierno organizada en Arequipa, se trasladó a Lima, donde se formó otra junta con carácter provisorio, convocando a elecciones que llevaron nuevamente al poder al general Sánchez Cerro.

REVOLUCIÓN DE 1950:

El 12 de junio de 1950, Arequipa comenzó a vivir uno de los episodios más» revolucionarios de su historia. Precisamente en tiempos en que la dictadura odreísta hacia escarnio en el pueblo peruano, los estudiantes del Colegio Independencia Americana en franco al despótico tratamiento que lea dato su director, iniciaron una huelga tomando el plantel. Al día siguiente el prefecto de la ciudad Daniel Meza Cuadra, caracterizado por su autoritarismo envió a la policía a desalojarlos, provocando enfrentamientos que dejaron a muchos estudiantes heridos. Indignados por los hechos, la población arequipeña se solidaricen los estudiantes y la central de obreros paralizó sus funciones plegándose a la lucha pero uno de ellos resultó muerto de un balazo. En este caldeado ambiente se realizó un cabildo y se designó al ilustre arequipeño y caudillo, Francisco Mostajo quien debía entonces transar con las autoridades arequipeñas.

El pueblo levantado en armas exigía la renunció del prefecto Meza Cuadra pero éste demoraba su retiro que estaba sujeto a decisión del Gobierno. Para entonces ya se había derramado mucha sangre y a fin de evitar que ello continúe se designó a cuatro parlamentarios para dialogar con las autoridades, pero éstos fueron abaleados al pasar por la Plaza de Armas pese a que portaban bandera blanca. Más tarde las tropas tomaron el local municipal y el colegio, pero gracias a la intervención del cuerpo consolar no se tomaron represalias contra los rebeldes.

REBELIÓN POPULAR DEL 14 DE JUNIO DE 2002

El esquema de privatización programado por el gobierno en el sector electricidad el viernes 14 de uno de sus primeros compromisos: entregar en subasta internacional las empresas de generación eléctrica Egasa y Egesur a la empresa de origen belga Tractebel que pagó la suma de US$ 167 millones 432 mil.

EL SUR SE MANIFIESTA CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DE EMPRESAS ELÉCTRICAS

Una vez más el paro macroregional Sur convocado por el Frente Amplio Cívico de Arequipa (FACA) se acató total y pacíficamente en la Ciudad Blanca, donde la población mistiana salió a las calles para censurar al gobierno de Alejandro Toledo M. y el proceso de privatización.

AREQUIPA FUE PRIMER PLANO EN DIARIOS DEL MUNDO

Los principales diarios y agentes de informaciones mundiales colocaron en la primera plana de sus ediciones digitales, la noticia de la declaración de Arequipa en estado de emergencia.

La agencia CNN en su versión en español destacó como principal noticia de toda su edición de toda su edificación ios actos en Arequipa. En su nota destacada las respuestas del alcalde Juan Manuel Guillen y la dura represión de la Policía Nacional.

Response to "Coraje de un Pueblo Revolucionario"

  • he buscado en internet por todos lados ( y soy bueno en eso ) pero no he podido encontrar la marcha de moran. Desearia que alguien la «suba» porque creo que en internet no existe.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *