Decreto Quitando la Nacionalidad Arequipeña

Decreto Quitando la Nacionalidad Arequipeña

Hasta en esa fecha ya se tenía a Arequipa por independiente y por no aceptar las decisiones del pueblo y mantenerse al margen se les quitaba la nacionalidad arequipeña, con todas las de la Ley. «No faltaron algunos decretos haciendo perder la calidad de ciudadano de Arequipa», el arequipeño no se amilana fuese, quien fuese, aún Benito Laso. El Departamento de Arequipa, Considerando:

1.       Que don José Benito Laso de la Vega del Ren y Quijano es tenido equivocadamente por arequipeño de nacimiento.

2.       Que no debe tolerarse por más tiempo un error que perjudicaría a nuestra reputación y buen nombre.

3.       Que todas las veces que el susodicho Quijano ha levantado su destemplada voz en la Tribuna, ha sido para emitir opiniones contrarias a las de nuestros diputados.

4.       Que no pudiendo provenir, semejante conducta de que estos hayan sostenido la mala causa, pues por el contrario han merecido aprobación, debe nacer de la construcción «cerebral» de Benito, que le hace ver las cosas al Revés de los que miran los naturales de este departamento.

5.       Que quien tal hace no es posible que sea Arequipeño.

6.       Que los demás departamentos pudieran tener a mal que hubiésemos de echar a alguno de ellos esta pieza famosa.

7.       Que igual motivo pudiera tener la república de Bolivia.

8.       Que para evitar en lo sucesivo peligrosas equivocaciones es preciso conservar en la memoria del lugar en que nació este varón preclaro.

DECLARA Y DECRETA:

ART. 1.- Don José Benito Laso de la Vega del Ren y Quijano, no es arequipeño.
ART. 2.- Téngase por apócrifa su partida de Bautismo, si por acaso se encontrara en alguna de nuestras parroquias.
ART. 3.- El hombre en cuestión nació en el territorio anseático de Viruta.
ART. 4.- El antes vociferado don José Benito Laso de la Vega del Ren y Quijano, será llamado en adelante más compendiosamente D. Benito Laso de Viruta.
ART. 5. – Comuníquese a los demás departamentos y a la República de Bolivia, para su inteligencia y fines consiguientes. Dada en Challapampa a los 18 días del mes de mayo de 1834 y primero de nuestra completa emancipación de Gamarra y los suyos. En testimonio de la verdad José María Alvisuri.

 

 

CIUDAD HEROICA

AREQUIPA, 9 DE ABRIL DE 1835
EL REPUBLICANO. AREQUIPA t. 10 N° 15

EL CIUDADANO Luís José Orbegozo presidente provisional de la república del Perú y general en jefe del ejército, etc.

CONSIDERANDO:

1.       Que es un deber de la nación premiar a los servicios que le hayan prestado los pueblos y ciudadanos especialmente en sus grandes conflictos.

2.       Que las recompensas más dignas de los servicios eminentes y heroicos son aquellos que por su perpetuidad pasando a las generaciones futuras, inmortalizan en la historia los nombres de los pueblos y ciudades distinguidos.

3.       Que así como el vicio detestable de la ingratitud priva a las sociedades de inmensos beneficios y de los ciudadanos dignos de hacer la felicidad común, la gratitud despierta la ambición noble y a la gloria y a la inmortalidad y es el mejor estímulo para las almas grandes capaces de emprender acciones heroicas.

4.       Que el departamento de Arequipa y muy particularmente su capital han prestado en la guerra de la restauración del año pasado de 1834 los servicios más eminentes.

5.       Que los recuerdos de los lugares donde se han sufrido alguna desgracia o recibido algún bien de grande importancia influyen constantemente en las acciones de la vida, mueven los resortes del alma de un modo imperioso, determinado a obrar con energía y decisión en uso de las facultades que envisto.

DECRETO:

1.       El departamento de Arequipa, se denominará desde esta fecha: DEPARTAMENTO DE LA LEY.

2.       La ciudad de Arequipa Capital del departamento se denominará: HEROICA CIUDAD DE LOS UBRES DE AREQUIPA.

3.       Se  declaran: BENEMÉRITOS A LA  PATRIA, en grado eminente a los ciudadanos que se pronunciaron por el orden el 13 de enero y a los que asistieron a la batalla de Miraflores y Cangallo en 1834.

4.       Todos los individuos del ejército del orden que pelearon en  Miraflores y Cangallo en abril de 1834 podrán llevar en el brazo  izquierdo un escudo de paño celeste en forma de óvalo, cuyo diámetro mayor será de una pulgada, con una inscripción; bordada en el centro que diga MIRAFLORES Y CANGALLO y alrededor «EL PERÚ A SUS DEFENSORES EN 1834».

5.       Los generales y jefes usarán el bordado de oro, los oficiales de plata y los soldados de seda carmesí. Los paisanos que hubiesen concurrido a una o ambas batallas podrán llevar el mismo escudo y bordadura que los soldados. . . El general en jefe de estado Mayor general queda encargado de la ejecución de este decreto, de comunicarlo a quienes corresponda, y de mandarlo publicar, imprimir y circular. Dado en el Cuartel General de Arequipa a 9 de abril de 1835 Luis José Orbegoso-Por orden de su excelencia. Ramón Castilla. En la calle Sepúlveda dice: “Aquí nace la República» Percy Gibson dice: «Yo soy Arequipeño del Cogollo» Alberto Hidalgo: «Biografía de la Palabra Revolución».

Response to "Decreto Quitando la Nacionalidad Arequipeña"

  • El «Decreto» quitando la nacionalidad arequipeña a Benito Laso, no es un Decreto oficial, sino un decreto burlesco escrito para denigrar a Laso, que el año de 1834, como diputado en la Convención Nacional se había opuesto a la facción de Luna Pizarro y, por esa razón, se le calificaba como «gamarrano», partidario de Gamarra. Véase los intercambios de comunicados periodísticos con Anselmo Quirós. Así, en la época eran muy comunes esos «decretos» ridiculizando a los partidarios de Gamarra. Téngase en cuenta que en los años de 1833 y 1834 se escribieron decretos en mofa contra José María de Pando. El año de 1836 se escribió, por ese estilo, una Constitución Política de Salaverry, mofándose de ese militar y de su secretario Andrés Martínez.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *