Titulos de la Ciudad

Titulos de la Ciudad

El 22 de setiembre de 1541, por cédula Real, fechada en la Villa de Fuensalida. Carlos V concedió a Arequipa el titulo de ciudad, elevándola de su estado de Villana, en el que sólo vivió un año, a la categoría de las ciudades de España, con todos sus rangos, privilegios, prerrogativas, derechos, preeminencias e inmunidades.

ESCUDO DE ARMAS

El propio Carlos V por Cédula Real fechada en la misma Villa de Fuensalida, el 7 de octubre de 1541, concedió Escudo de Armas a la ciudad de Arequipa. Para ello, el Monarca hizo mérito de sus heroicas virtudes y de los servicios a la Corona en la conquista y pacificación de los naturales. Carlos V oyó la exposición que le hizo Alonso Ruiz, Procurador que envió Arequipa cerca del Rey.

El mandato del Rey fue el siguiente: «Mandamos que ahora y de aquí adelante la ciudad de Arequipa haya y tenga por sus armas conocidas un Escudo que en lo bajo de él esté el rio y sobre él un Mogote del cual salgan humos a manera de Volcán: y a los lados del cerro mogote, de la una parte y de la otra, estén unos árboles verdes y encima de ellos dos leones de oro. el uno de la una parte y el otro de la otra; todo ello en campo colorado: y por otra ocho flores de Lis de oro en campo azul, y por timbre un yelmo cerrado; y por divisa un Grifo con una bandera en las manos en la cual estará escrito las letras del nombre de Mi el Rey; con sus trascoles y dependencias y follajes de azul y oro según que aquí van figurados y pintados.»

Muy noble y muy Leal.- El quinto Virrey del Perú don Francisco de Toledo, por cédula expedida en esta ciudad de Arequipa, el 7 de noviembre de 1575, previa una información de méritos, actuada por decreto de 20 de agosto de 1571, en que se realzó las heroicas lealtades de Arequipa, le concedió el título de «Muy Noble muy leal» ciudad de Arequipa. Desde esta fecha se llamó así y la llamaron pública y oficialmente. Diego Hernández Hidalgo, Procurador General de Arequipa, cerca del Virrey Toledo, hizo valer sus heroicas lealtades que supo meritar al representante del Rey en el famoso documento que contiene estos títulos. La probanza actuada es el mejor título de la nobleza y de la lealtad de Arequipa en aquellos días tumultuosos de la lucha entre los conquistadores.

FIDELÍSIMA AREQUIPA

Carlos IV por cédula real expedida en San Lorenzo el 5 de diciembre de 1805, le concedió el titulo de Fidelísima para que la use además del «Muy Noble y Muy Leal». La ciudad hizo honor a este título, pues, su fidelidad se mantuvo hasta mucho después de la Batalla de Ayacucho. Por ello dijo de ella Bolívar: «Arequipa es una ciudad de godos y los demás adulones de los godos.»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *