Valiosas Pinturas

Valiosas Pinturas

Las pinturas también ocupan un lugar importante. Pues casi todos son retratos de los obispos y arzobispos de la Catedral. Están distribuidas a lo largo de la Sacristía (costado izquierdo del altar) y de la Sala Capitular de los Canónigos (costado del órgano). En la primera de ellas destaca por sus dimensiones, la pintura de cuerpo entero del ilustrísimo Obispo José Sebastián de Goyeneche.

La Sacristía además está ambientada con roperos y gavetas donde los sacerdotes guardan sus casullas, mantos y capas. Mientras que en la Sala Capitular, se encuentran los retratos de los últimos obispos. Las arañas que pende del techo (frente al altar) es otra magnífica pieza de orfebrería traída por Leonardo Rodríguez Bailón desde Sevilla (España) Tiene 385 luces y una altura de más de dos metros.

En el Archivo Arzobispal se pueden encontrar (especie de actas) ingreso de las religiosas a los monasterios de Santa Catalina, Santa Rosa y Santa Teresa febrero de 1800, con un peso aproximado de 30 kilos y tiene incrustadas joyas de color verde, blanco y rojo. El Pelícano de la Plata fue llevado a España para participar en una feria donde se exhibió además reliquias de varias regiones del Perú. Para esa feria también se envió la Corona de Espinas, otra pieza de orfebrería de la colección privada de la Catedral, adornada con esmeraldas. Está elaborada en oro labrado de 735 gramos. Tiene un alto de nueve centímetros y doce centímetros de diámetro. Esta pieza está guardada bajo cuatro llaves dentro de las bóvedas de la Catedral.

No comments.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *