En el Valle de las Maravillas

En el Valle de las Maravillas

Sin categoría
No Comments

La ruta turística al valle del Colca (provincia de Caylloma) es reciente, se inicia a mediados de la década de los 80, a partir de entonces, las agencias de viaje empiezan a organizar excursiones en forma regular. El escenario del Colca es sumamente espectacular, con su cañón de 3.400 m de profundidad, sus grandes planicies rodeadas por imponentes volcanes de entre unos 5.000 y 6.425 m sobre el nivel del mar, sus terrazas prehispánicas —posiblemente preincaicas— su flora y fauna, su arquitectura colonial, sus fiestas tradicionales y su cielo cristalino, convierten a este diversificado paraje en uno de los mayores atractivos que el viajero puede disfrutar en Perú. El trayecto empieza en la ciudad de Arequipa, y desde aquí se puede llegar al Colca a lo largo de 140 km de carretera afirmada. Los viajes que tienen programados las agencias de viajes duran entre uno y tres días, y sólo contemplan el circuito que va de Chivay a la Cruz del Cóndor a lo largo de la margen izquierda del río Colca, y dada la diversidad de parajes que incluye el valle se pueden añadir otros itinerarios que se pueden realizar desde el pueblo de Chivay, bien tomando los ómnibus locales que parten de Chivay hacia los otros pueblos o bien contratando un taxi durante unas horas; y para los amantes de las caminatas éste es, sin duda, el modo más atractivo de recorrer al valle del Colca. En algunas agencias también se puede contratar un recorrido especial para poder llegar a todos los lugares que el visitante desee. Esta opción puede no salir muy costosa si se va en grupo. Hay turistas que combinan ambas cosas: primero viajan con un tour organizado por las agencias, y luego se quedan varios días más, contratando los servicios por su cuenta, regresando con los autobuses que a diario hacen el trayecto Chívay – Arequipa. Esta última opción es fácil, pues en Chivay se ofrecen todos los servicios que el visitante requiera.

El viaje desde la ciudad de Arequipa hasta Chivay (capital de la provincia de Caylloma), el primer poblado al que se llega en el valle del Colca, puede durar alrededor de cinco horas. La ruta desde Arequipa hasta Chivay es interesante en sí misma, por los impresionantes volcanes y parajes que se divisan a lo largo del trayecto. Se parte de la ciudad hacia Yura y, luego hacia la Pampa de los Arrieros, desde donde se divisan los volcanes Sabancaya, Misti y Chachani. A continuación se llega a la extensa llanura de Pampa Cañahuas, situada en la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, detrás del nevado Chachani, a más de 4.000 m de altura. En la actualidad esta reserva representa uno de los hábitat preferidos para la protección de la vicuña, de la familia de los camélidos, conocida internacionalmente por la finura de su vellón. Otros ejemplares de la fauna que habita este lugar están representados por los otros camélidos: llamas, alpacas y guanacos, y roedores como las vizcachas. Continuando la ruta vale la pena detenerse en el mirador de Patapama, a 4.800 m de altura, es el punto más alto del trayecto y desde donde se’ puede contemplar la cordillera volcánica —con sus tres volcanes: Ubinas, Mistl y Chachani— y la cordillera del Chila, que abarca los volcanes Ampato, Sabancaya, Huaica Huaica y Mismi. El recorrido desde la ciudad de Arequipa termina en Chivay, lugar donde se aloja buena parte de los viajeros al Colca por encontrarse ahí la mayor parte de hospedajes, en forma de pequeños hostales, y donde también se puede disfrutar de los baños termales que se encuentran en las afueras de la población.

No comments.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *