Laguna de Salinas

Laguna de Salinas

Está situada detrás del nevado Pichu Pichu en terrenos pertenecientes al distrito de San Juan de Turacani. Últimamente, el Gobierno lo ha declarado a la laguna y a todo el sector adyacente, como Zona de Reserva Nacional, anexa a la de Aguada Blanca, y como tal abarca también parte de la provincia General Sánchez Cerro, del departamento de Moquegua.  Es de gran belleza natural, no sólo el sector mismo, sino los lugares de acceso; es grandioso el espectáculo de las cumbres nevadas reflejadas en el espejo de sus aguas. La fauna acuática es abundante, especialmente en lo que se refiere a aves; y justamente, lo que sobrepasa toda ponderación, lo que ha hecho famosa a la laguna de Salinas, es su numerosísima población de flamencos o parihuanas. Abundante tanto que forman enormes manchas rosadas que se pierden en la distancia; y cuando alguien se acerca a la ribera levantan el vuelo centenares de ellas, en un espectacular ballet multitudinario. Aparte de la gran belleza de las aves mismas, es muy interesante el hecho de que este es el único lugar del mundo donde es posible ver simultáneamente a tres especies diferentes de parihuanas, lo cual no ocurre ni en los «flamingo lakes» más famosos de África (Nakuru y Naivasha, en Kenya) donde sólo existen 2 especies. Las existentes en Salinas son el Phoenicopteras chilensls (flamenco chileno), el Phoenicoparras andinas (parihuana andina grande) y el Phoenicoparrus jamesi (parihuana andina chica).

En esta región también son numerosas las poblaciones de auquénidos, especialmente llamas, alpacas y variedades intermedias, para llegar a Salinas, se toma la ruta a Puno. Luego de dejar atrás Chiguata la carretera trepa por las estribaciones del Pichu Pichu, y por el abra entre este nevado y el Misti, se pasa hacia el otro lado mientras se especta un panorama sorprendente por su magnificencia.

No comments.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *